Motivos por los que no debes cortarle las uñas a tu gato - Centralvet
1319
post-template-default,single,single-post,postid-1319,single-format-standard,bridge-core-3.1.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-30.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-7.5,vc_responsive
 

Motivos por los que no debes cortarle las uñas a tu gato

Motivos por los que no debes cortarle las uñas a tu gato

Motivos por los que no debes cortarle las uñas a tu gato

Los gatos son excelentes animales de compañía. Pese a que tienen un gran carácter pueden ser muy cariñosos. Se caracterizan por su alto nivel de independencia. Además, requieren de menos cuidados que otras mascotas.

En nuestro veterinario en Alcorcón encontrarás a profesionales especializados en la materia. Ellos te ayudarán a realizar revisiones periódicas para que se mantengan siempre en perfecto estado de salud.

Una pregunta frecuente que muchas personas se hacen respecto a los felinos tiene que ver con el corte de las uñas. Si tienes un gato, es importante que conozcas los motivos por los que no debes cortarle las uñas. Sigue leyendo y descúbrelos de inmediato.

¿Por qué no es conveniente cortar las uñas de un gato?

Antes que nada, es fundamental entender la importancia de las uñas en los gatos. No forman parte de su complexión por simple casualidad. Tienen 5 en cada una de sus extremidades delanteras y 4 en cada una de las patas traseras, sumando un total de 18 garras.

El crecimiento de las mismas se produce de manera continua y son parte integral de su anatomía. Las utilizan con bastante frecuencia para realizar un gran número de actividades como trepar, caminar, jugar, tonificar sus músculos y hasta marcar territorio.

Asimismo, como se trata de animales con instinto cazador que sacan las garras para defenderse. Necesitan las uñas para explorar lo que les rodea, ejercitarse e incluso relacionarse con otros animales.

Si tienes dudas sobre este asunto consulta directamente con los especialistas. Nuestro centro veterinario Alcorcón ofrece el asesoramiento personalizado que necesitas. Además, cuenta con un extraordinario servicio de peluquería y estética para ayudarte con el aseo e higiene de tu mascota.

En las siguientes líneas expondremos algunas razones válidas por las que se puede afirmar que cortarle las uñas a un gato no es conveniente.

Se vuelven más inseguros y agresivos

La inseguridad y agresividad en los gatos puede guardar relación con múltiples factores. Por ejemplo, como respuesta al miedo, debido a que sienten dolor o por el impulso natural de querer resguardar su territorio. Además de todo esto, la frustración aparece cuando no tienen sus garras.

El corte de las uñas afecta su rutina diaria y les impide desarrollar una gran cantidad de actividades. Aquí es necesario mencionar que una práctica totalmente desaconsejada es la desungulación. Se trata de una intervención quirúrgica en la que se extraen las garras del minino bajo anestesia general.

Un gato desungulado no puede desenvolverse correctamente en su día a día y le resulta imposible defenderse. Asimismo, desarrolla alteraciones importantes como la ansiedad u otros problemas de comportamiento.

Peor salud general

El bienestar general de los gatos depende en buena parte de que puedan rascarse, manipular juguetes, agarrarse, excavar y cubrir oportunamente sus necesidades. Ellos son bastante limpios y se sirven de las uñas para mantenerse aseados.

El corte de las garras o, en el peor de los casos, su amputación, aumenta las probabilidades de padecer dolores en el lomo u otros problemas físicos. Igualmente, los limita en el desarrollo de sus actividades normales.

En realidad, no hay ningún motivo

Las garras son parte natural de los gatos y dejarlas donde están es la decisión más inteligente. No es necesario conseguir alguna justificación para convencerse de este hecho.

Alternativas al corte de uñas

En vez de optar por cortar las uñas a tu mascota felina se recomienda educarlas desde que son muy pequeñas. Debes enseñarles cómo deben usarlas y cuáles son los objetos disponibles para hacerlo. Existen muchas técnicas eficaces que puedes aplicar para conseguir que utilicen sus garras adecuadamente.